Evita conducir con calor (II)

Como comenzamos diciendo en nuestro anterior post, la unión de conducción y altas temperaturas puede conllevar riesgos considerables, de ahí la necesidad de seguir unas recomendaciones básicas.

Comodidad al volante. Sin llegar al punto de colocarnos al volante con chanclas y bañador, ya que podrían multarnos, si es importante llevar ropa fresca y cómoda con el fin de evitar estresarnos y fatigarnos demasiado. Debemos evitar prendas de ropa que no transpiren bien o incluso que no lo hagan.
Es recomendable utilizar prendas de algodón fino, calzado cómodo, fresco y que sujete bien los pies, así como ropa holgada.

Es importante también la utilización de gafas de sol a fin de evitar deslumbramientos y forzar en exceso la vista ya que podría acabar produciendo fatiga y falta de atención.

Otro paso importante es mantener una buena temperatura del habitáculo de nuestro vehículo, la cual debe estar entre 20 y 25ºC ideal para viajar fresco, que no frío, y evitar riesgos por contrastes de temperatura.

Si nuestro vehículo no tiene sistema de climatización, debemos abrir las ventanillas de tal forma que creen una corriente de adelante hacia atrás sin llegar a ser molesto. En este supuesto debemos tener en cuenta la importancia de hidratarnos y llevar ropa cómoda ya que no tenemos forma de bajar la temperatura ambiente del coche por debajo de la existente en el exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR